La ilusión óptica que deforma a las estrellas de Hollywood

Sean Murphy, antiguo alumno de Psicología, y en la actualidad ayudante de investigación en la Universidad de Queensland, en Australia, ha descubierto por casualidad el efecto de la distorsión: en primer lugar, subió a “You Tube” una secuencia de imágenes bajo el nombre de “Ugly face Illusion” que se clasificó en segundo lugar en el concurso “Best Illusion of the Year”.

Las figuras representan una serie de pares de fotografías de personajes famosos del mundo de Hollywood, todas ellas cargadas en una sucesión rápida. Entre ellas se pueden reconocer fácilmente actores de la talla de, por ejemplo, Tom Cruise, Brad Pitt, Jennifer Aniston, Jennifer López, Cameron Díaz, Jessica Alba, Halle Berry, Nicole Kidman, George Clooney o Sandra Bullock, que estamos acostumbrados a admirar por su indiscutible belleza.

Sean Murphy descubrió que las fotografías, proyectadas en sucesión rápida, causan un efecto de distorsión debido a una ilusión óptica. Este mecanismo hace que el ojo humano perciba algo que en realidad no es, por lo tanto, es capaz de engañar completamente al aparato de visión humano, de esta forma, las caras se verán deformadas.

De hecho, solo es necesario que el usuario mire la cruz que se encuentra en el centro de la pantalla, sin retirar la mirada de ese punto durante unos minutos, y podrá disfrutar del espectáculo: los más famosos ya no aparecerán perfectos como siempre, y no se podrán considerar modelos de belleza absoluta, sino más bien, todo lo contrario, los actores parecerán increíblemente feos, irreconocibles y deformados, es más, para ser sinceros, se transforman en auténticos monstruos: unos sin dientes, otros sin pelo, y otros sin cejas.

Esta divertida ilusión óptica, de hecho, acentúa los defectos mínimos y los particulares del rostro humano, como los ojos más redondeados y fuera de sus órbitas, una frente ancha, la cara aplastada, que convierten a cada una de las figuras en auténticas caricaturas.

Cada una de ellas, de forma independiente, son atractivas, pero es la diferencia entre las caras la que causa una transformación radical: de hecho, unos ojos grandes, si están precedidos por otros pequeños, parecerán desproporcionados.

La ilusión óptica que deforma a las estrellas de Hollywood