Vigilar al bebé mientras conduces ahora ya es posible

¡Con la seguridad no se bromea! Y menos aun cuando se trata de la seguridad al volante y de los más pequeños de la casa. Vigilarlos, atender que no les pasa nada, controlar que no haya problemas y, en general, saber que están bien: ¿Quién no está interesado?

Ahora, mientras el peque está cómodamente sentado en su capazo de coche, mamá o papá podrán controlar cómo está el peque en el retrovisor para sillitas de bebé. Seguro y práctico. No hacen falta más razones para hacer de este un regalo recién nacido con el que dar la bienvenida a los más pequeños.

A los nuevos padres les encantará la combinación de practicidad y seguridad del retrovisor Lina M.®, no pasarán de largo que sus medidas de 155 x 95 mm hacen de estos retrovisores para sillitas de bebés uno de los más grandes en su categoría, pero sin renunciar a unas dimensiones reducidas.

retrovisor-para-sillitas

Las pequeñas proporciones no son una desventaja, ya que el espejo retrovisor para sillitas de bebé de cristal es convexo para aumentar el espacio de visión sin aumentar el espacio que ocupa. Que sea un retrovisor de coche para sillitas de bebé con el que vigilar al recién nacido está bien, pero, los espejos tiene una ventaja añadida, y es que si papá o mamá pueden ver al recién nacido: ¡El pequeñajo también puede ver al conductor!

Así se sentirá mucho más tranquilo. Pero, antes de poder ver al niño sentado en su sillita para coche, y antes de que este pueda ver quién va al volante, hay que instalar el espejo Lina M.®. ¿Es fácil? No, es facilísimo.

Por un lado, es posible instalarlo sobre el reposacabezas, para lo que incluye 82 cm de cinta “Back to Back” que se aplica en cualquier posición; por otro, incluye una ventosa de fijación a la luna trasera. ¡A cuál más sencillo de usar!

Lo mejor de todo es que pasar de uno a otro sistema solo lleva un par de minutos. Ofrece la posibilidad de orientación en horizontal o vertical ya que tiene una junta esférica que gira 360º. La única pregunta posible es: ¿Quién estará más tranquilo: papá y mamá viendo al peque sentadito en su sillita, o el bebé viendo que quienes más lo quieren están cerca?

Compra en Internet

Vuelve a los regalos para recién nacidos